lunes, 12 de septiembre de 2011

Realmente, podemos.


                Sabemos algo, pero lo que sabemos no lo podemos explicar. Pero lo percibimos. Así ha sido durante toda nuestra vida. Algo no funciona en el mundo. No sabes lo que es, pero ahí está, como una astilla clavada en nuestra mente… Y nos está haciendo enloquecer.
La Resistencia ha comenzado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Angkor Vat.

Angkor Vat.
Mi sopa primitiva.